¿Cuánto sexo es suficiente?

Por asuntos de fuerza mayor, no hay nuevos aportes esta semana, pero esperamos que en la próxima sí habrá algo. Por mientras, les dejamos con un texto que no tiene desperdicio.

Fuente: http://www.revistadonjuan.com/interes/cuanto-sexo-es-suficiente/12593589


¿Cuántas veces a la semana?, ¿los siete días?, ¿tres, cuatro, cinco?, ¿ninguno?, ¿quién quiere más sexo?, ¿los hombres o las mujeres?

Algunos hombres piensan que las mujeres somos insaciables, y viceversa. Si algo es determinante en una relación sexual es el timming del apetito por el sexo y por el otro. Existen personas de muy buen apetito sexual cuyas parejas no les apetecen, igual que si salieran a comer a un restaurante. Existen también personas que gozan de un apetito sano y que comen de una manera ordenada y desprovista de cualquier tipo de gula.

¿Cuánto sexo es suficiente? La pregunta es, a todas luces, relativa. La respuesta, aunque muy incierta y vaga, puede, sin embargo, llegar a ciertas conclusiones aplicables a cualquier pareja, sobre todo si hablamos de un rango de edad en el que la sexualidad es enteramente activa (entre los veinte y los sesenta) y no se ve afectada por cambios hormonales como la andropausia o la menopausia.

Partamos de la base de que existen dos tendencias sexuales a las cuales nos inclinamos los seres humanos: la sexual y la asexual. No nos referimos con ello a que quienes se inclinan por una vida asexuada carezcan de órganos reproductores, como lo define la Real Academia. Utilizamos el término para hablar de aquellas personas que no están particularmente interesadas en el coito, y que vendrían siendo al sexo lo que una anoréxica es a una hamburguesa.

Hoy en día se estima que una de cada cien personas es asexual, e incluso existen grupos y autores dedicados al tema. Aparte de todos los factores sociales, emocionales y externos, los investigadores dicen que el apetito sexual está relacionado con ciertos neurotransmisores que participan en la síntesis de hormonas como la testosterona y el estradiol, pero cómo seremos de machistas que incluso los estudios se sesgan al punto de hacernos creer que las mujeres no pensamos tanto en sexo como los hombres.

El estudio “Sexo en el cerebro” llevado a cabo por el Journal of Sex Research revela que el número de veces diarias en que un hombre piensa en sexo varía entre 1 y 388, mientras que en las mujeres va desde 1 a 140, lo cual da como un promedio de 19 veces para los hombres y 10 veces para las mujeres.

Sin embargo, este estudio explica que no significa que las mujeres sean menos ávidas de sexo, sino que la educación y los parámetros sociales las llevan a tener un menor grado de erotofilia. La erotofilia es el nivel de confort o comodidad que una persona tiene con respecto a su sexualidad y al sexo como tal. En resumidas cuentas, es mejor que no subestimen los cerebros retorcidos de sus compañeras, señores.

Evidentemente todos los seres humanos nos inclinamos por naturaleza al sexo pero, incluso apartándonos de la posibilidad de que los hombres piensen más en sexo que las mujeres, hay gente que por prejuicios (ya sean sociales o religiosos) o incomodidad, no vive abiertamente su sexualidad. Para ser morrongo, solapado o acomplejado, no se necesita ser mujer.

Es cierto, eso sí y por culpa de la historia, que en el caso de las mujeres, estos prejuicios son más arraigados, como lo demostró un estudio de la Universidad de Maine en el que se les preguntó a un grupo de mujeres que estaban conectadas a un detector de mentiras con cuántas parejas habían tenido sexo.

Como sabían que estaban conectadas al detector, las mujeres dijeron la verdad y esto hizo que la diferencia de promiscuidad entre hombres y mujeres disminuyera. Como quien dice, las “caballeras” no tenemos memoria, pero repetimos tanto como los caballeros, solo que comemos calladas.

Todo lo anterior nos lleva a pensar que es un mito aquello de que los hombres viven persiguiendo a sus parejas para tener sexo y que nosotras las mujeres huimos bajo pretextos como el dolor de cabeza o el período. El problema del timming sexual en una pareja se da desde ambos lados y no son pocas las mujeres que hacen terapia porque literalmente se sienten “desatendidas”.

Aunque no hay una receta definitiva que haga que el deseo de uno y otro se den al mismo tiempo, parte del asunto debe remitirse a la famosa “química”, y definitivamente es necesario encontrar una pareja que tenga un nivel de deseo similar al de uno. Cuando esta desproporción se hace evidente en una pareja, uno puede parecer adicto al sexo y el otro un frígido asexuado. Es, literalmente, como ir a la fábrica de chocolates de Willy Wonka con un diabético. Un despropósito.

Las cifras más confiables sobre sexo las tiene el Instituto Kinsey, que en 2010 reportó que las personas entre 18 y 29 años tienen sexo 112 veces al año (2,1 veces por semana), mientras que entre los 40 y los 49 la cifra decrece a 86 veces al año (1,6 veces por semana) y entre los 50 y los 59 tan solo llega a 69 veces al año (1,3 veces al año). Sin embargo, el estudio más reciente contratado por condones Trojan a StrategyOne en Estados Unidos, revela que los americanos tienen más sexo este año (151 veces al año / 2,9 veces a la semana) comparado con 2011 (120 veces al año / 2,3 veces a la semana).

Esto coincide con el último estudio que realizó la revista Semana en Colombia, en el que 4 % de los encuestados manifestó tener relaciones sexuales todos los días y 30 % de 2 a 3 veces por semana. Pero ojo: en el estudio de Trojan, la satisfacción decreció: el año pasado 76 % aseguraba estar satisfecho, mientras que este solo 67 % de los encuestados dijo que su vida sexual era satisfactoria.

Esto nos lleva a inferir que, más que la cantidad de veces, es la calidad de sexo lo que satisface a las personas. Dicho esto entro a hablar del espinoso tema de las segundas partes. Tal como en el cine, algunas mujeres opinamos que las segundas partes generalmente no son buenas. Si el hombre en cuestión no es un semental con todas las de la ley, es mejor un buen polvo que dos regulares. Como pueden ver, este no es un tema de cantidad, sino de satisfacción y, si asociamos satisfacción con orgasmos, es muy factible que una mujer que no llega fácilmente al orgasmo con su pareja no esté satisfecha.

Como dice Kevin Johansen... Timming is the answer: nada que hacer. Ya sea los sábados a las once de la noche cuando, según la revista Women’s Health las mujeres estamos más propensas a tener sexo porque “es el momento en el que los niveles naturales de cortisol, que estimulan las hormonas sexuales, llegan a su pico”, o los jueves por la mañana, como afirma un estudio del London School of Economics, aduciendo a que los horarios matutinos favorecen la segregación de testosterona en los hombres y de estrógeno en las mujeres hasta...
... cinco veces más: lo cierto es que para follar se necesitan dos.

Aunque a la hora de publicar este artículo una encuesta del Huffington Post revelaba que 41 % cree que tener sexo trescientas veces al año (5,7 veces por semana) es una idea descabellada e irrealista, mientras que 56 % cree que es factible y realista, todo parece indicar que el promedio de veces que una pareja copula a la semana es tres. Sin embargo, ese es un número que puede servir para prender las alertas cuando la vida sexual esté pasando por serios problemas, pero jamás será una norma.

Las parejas que tienen problemas de inapetencia sexual saben en el fondo que no es solamente el número de veces, sino más bien las pocas ganas con las que se dan las cosas, lo difícil que se vuelve el cortejo previo al sexo y lo mucho que se extraña al otro en la intimidad los factores que determinan que algo anda mal en la cama.

El apetito sexual, como todos los apetitos, es una cuestión relativa e inherente a cada ser humano. Hay apetitos voraces, como hay paladares refinados y exclusivos. Hay gente insaciable, incluso en un asado argentino después de comer morcilla, costilla y hasta morrillo, como hay gente que se deleita con bocados minimalistas que no ocupan ni la quinta parte del plato en el que están servidos. Lo importante, señores, son las ganas y, en este caso, que sí se note el hambre.


Comentarios

Sex Shop ha dicho que…
Muy buenooooo!!!!!!!!

Entradas populares de este blog

La casa de mis primas. - Aduko y Tadao

Sisters Last Day of Summer [8/8][Sub Esp] [MEGA]

Nerawareta Megami Tenshi Angeltia [4/4][Sub Esp] [MEGA]

Recopilación de historias en español - varios.

Tsuma Shibori [2/2][Sub Esp] [MEGA] Sin Censura